INSTITUTO SUPERIOR DE CIENCIAS RELIGIOSAS

Instituido el 22 de marzo de 1997 por la Congregación para la Educación Católica, con el objetivo de promover la formación religiosa de los laicos y de las personas consagradas, para una más consciente y activa participación de los mismos en las tareas de evangelización del mundo actual.

Desde el 10 de noviembre los estudios del Primer Ciclo de Ciencias Religiosas cuenta con reconocimiento de estudios con validez oficial ante la Secretaría de Educación Pública como Licenciatura en Ciencias Religiosas (RVOE SEP No. 2006483).

1. FINALIDAD Y NATURALEZA

Por su naturaleza, el Instituto Superior de Ciencias Religiosas (ISCR) es una institución académica eclesiástica vinculada a la Facultad de Teología de la Universidad Pontificia de México (UPM), la cual asume la responsabilidad académica del Instituto.

El ISCR ofrece el conocimiento de los principales elementos de la Teología y de sus necesarios presupuestos filosóficos, además de aquellos complementarios que provienen de las ciencias humanas.

El itinerario de estudios del Instituto tiene el objetivo de: «promover la formación religiosa de los laicos y de las personas consagradas, para una más consciente y activa participación de los mismos en las tareas de evangelización en el mundo actual, favoreciendo también la asunción de empeños profesionales en la vida eclesial y en la animación cristiana de la sociedad; preparar a los candidatos para los diversos ministerios laicales y servicios eclesiales; cualificar a los docentes de religión en las escuelas de diferente orden y grado».

El ISCR «ofrece una ulterior oportunidad de participar, junto a la Teología, del esfuerzo de profundización de la verdad, con el objetivo de acompañar el crecimiento en la fe de las personas y de toda la comunidad cristiana.

El estudio y la enseñanza de las Ciencias Religiosas proveen los elementos necesarios para elaborar una síntesis entre la fe y la cultura en la singularidad de las situaciones que se viven en las Iglesias particulares. Se trata de una perspectiva que responde a la solicitud de una cualificación del servicio eclesial en las concretas exigencias de los tiempos y los lugares».

Las Ciencias Religiosas, por su naturaleza, cuentan con métodos pedagógicos y didácticos propios para el proceso de enseñanza-aprendizaje, así como para la investigación y la difusión del saber alcanzado.

La finalidad del ISCR se articula en los siguientes ejes: 
1. «La formación de los fieles -laicos y religiosos- en orden al enriquecimiento de la propia vida cristiana, a la capacidad de dar razón de la propia fe, al ejercicio de su apostolado propio, y en particular a su participación en la evangelización».

2. La preparación de «figuras profesionales integradas en las dinámicas culturales y operativas de la sociedad contemporánea, para que puedan colaborar con los ministros sagrados en su específica misión».

3. «El tratamiento sistemático de la doctrina católica, mediante el método científico que le es propio, tomado de la Revelación interpretada auténticamente por el Magisterio vivo de la Iglesia (Cf. Dei Verbum, n. 10)».

4. «La búsqueda de respuestas a los interrogantes humanos, con perspectiva teológica y con la ayuda de las ciencias filosóficas, de las ciencias humanas y de los demás campos disciplinares que se ocupan de estudios religiosos».

2. CICLOS ACADÉMICOS


El ISCR se articula en dos ciclos de estudios en profunda consonancia con la tarea evangelizadora de la Iglesia según las directrices de la Santa Sede y la Conferencia del Episcopado Mexicano.

El plan de estudios del ISCR se organiza en torno a dos ciclos de formación: El primer ciclo de seis semestres corresponde al Bachillerato Pontificio en Ciencias Religiosas y a la Licenciatura en Ciencias Religiosas con reconocimiento de la Secretaría de Educación Pública. El segundo ciclo de cuatro semestres corresponde a la Licenciatura Pontificia en Ciencias Religiosas y a la Maestría en Ciencias Religiosas con reconocimiento de la Secretaría de Educación Pública.

2.1. PRIMER CICLO


El programa del Bachillerato en Ciencias Religiosas de la Universidad Pontificia de México tiene como objetivo formar alumnos capaces de reflexionar científica, metodológica, filosófica y teológicamente sobre el hecho religioso y su influencia en la conformación de la sociedad. Ofreciéndoles las principales herramientas para su participación en el quehacer pastoral y el desarrollo de itinerarios pastorales en el campo de la comunicación, la educación básica y la evangelización.

Se trata de un ciclo de base, en el cual se abordan los fundamentos esenciales de las disciplinas filosóficas y teológicas. 

3. PERFIL DEL EGRESADO DEL INSTITUTO SUPERIOR DE CIENCIAS RELIGIOSAS

El egresado en Ciencias Religiosas:
1. Asimilará los métodos, principios y contenidos filosóficos, sociológicos y teológicos que le permitan acceder y manejar críticamente el espectro temático que conforma el programa de la licenciatura en Ciencias Religiosas.

2. Comprenderá y explicará las distintas teorías sociales que analizan el fenómeno religioso, a partir de la interacción sujeto-sociedad.

3. Propondrá proyectos que promuevan y enaltezcan los Derechos Humanos respetando la libertad de Credos.

4. Participará como asesor religioso de grupos interdisciplinarios de instituciones públicas y privadas interesados en investigar el fenómeno religioso.

5. Adquirirá una actitud de compromiso ético y moral con la sociedad y con todas las partes implícitas en el fenómeno religioso, para aplicarlas adecuadamente en los casos y situaciones que requieran de una intervención coherente, respetuosa, justa y profesional.

3.1. PERFIL DEL EGRESADO DEL PRIMER CICLO:


El egresado del primer ciclo estará habilitado para:
1. La animación pastoral de parroquias y comunidades.

2. El diseño y seguimiento de programas pastorales de evangelización y catequesis.

3. La implementación didáctica de la catequesis atendiendo a diversos destinatarios, agentes y contenidos.

4. La elaboración y seguimiento de proyectos de investigación en el campo de la psicología y sociología de la religión.

5. El diseño, planeación e implementación de programas para el aprendizaje y comprensión del hecho religioso.

6. La asesoría de grupos interdisciplinarios de instituciones públicas y privadas interesadas en la investigación del fenómeno religioso.

7. La docencia especializada de la religión.

8. La generación de materiales didácticos para la catequesis y la enseñanza religiosa escolarizada.