La Facultad de Teología es una institución académica, erigida y aprobada canónicamente por la Sede Apostólica que, en diálogo con las ciencias humanas, se ocupa del estudio de la doctrina sagrada y goza del derecho de conferir grados académicos con autoridad de la Santa Sede.


"La finalidad de la Facultad de Teología es profundizar en la investigación del misterio de Cristo que actúa en la historia del género humano, bajo la luz de la Tradición viva y del Magisterio de la Iglesia Universal, para que se obtenga una intelección cada vez más profunda de la Sagrada Revelación, se ofrezca más plenamente el patrimonio de la sabiduría cristiana entregado por los antepasados, se promueva el diálogo con los hermanos separados y con los no cristianos y se responda a las preguntas ocasionadas por el avance de las culturas y sus expresiones doctrinales".


Para ello, la Facultad de Teología, teniendo en cuenta la problemática y necesidades pastorales de la nación mexicana y de su contexto latinoamericano, se propone:


1.  Formar alumnos para el oficio de investigar y enseñar en Facultades de Teología.


2. Prepararlos para ejercitar el magisterio teológico en las diversas Instituciones de estudios teológicos y eclesiásticos.


3. Propiciarles una sólida base académica, para los diversos ministerios eclesiales.


La enseñanza y la investigación en la Facultad de Teología están orientadas hacia una formación teológica integral, que permita a los alumnos asimilar la doctrina sagrada en sus varias dimensiones, como son ante todo la bíblica, la patrística, la dogmática, la moral, la histórica, la litúrgica, la pastoral y la espiritual.


Para ser admitido como alumno de la Facultad de Teología, el candidato ha de reunir los requisitos establecidos en los Artículos 85 y 86 de los Estatutos Generales.