Cómo leer la Biblia de manera significativa y enriquecedora

Autor: UPM

Publicación: 04/03/2024

Categoría: Formación Continua

¿Sabes qué es la Biblia y cómo está estructurada?

Lo primero que debes conocer es que Dios habla a través de obras y palabras y, a través de mediaciones, ha establecido un camino de relación con el hombre. Así lo afirma la Constitución Dogmática Deí Verbum: «la palabra de Dios, expresada en lenguas humanas, se hace semejante al lenguaje humano, como la palabra del Eterno Padre asumiendo nuestra débil condición humana, se hizo semejante a los hombres» (13). La Biblia o Sagradas Escrituras contiene el mensaje, Palabra de Dios, dirigida a los seres humanos en el devenir de la historia. De hecho, la palabra Biblia significa “conjunto de libros”

En efecto, en la Biblia, dirigida a cada hombre y mujer, en cada tiempo, contexto, circunstancia y acontecimiento, Dios sigue hablando. Sin embargo, muchas personas se ponen a leer la Biblia, pero inmediatamente se desaniman por no tener una guía que les ayude a comprender mejor este mensaje. ¿Te ha pasado que no logras entender el contenido de alguno de sus libros o su mensaje te confunde?

A continuación, te diremos cómo leer y en qué orden leer la Biblia para tener un acercamiento real con Dios a través de su Palabra.

¿Cómo empezar a leer la Biblia?

Elegir por dónde empezar a leer la Biblia puede resultar abrumador para muchos. Imagínate llegar a una biblioteca o tienda de libros y no saber por dónde comenzar. Sería como caminar por pasillos interminables, sin dirección clara, te cansarías de inmediato o tu mente se abrumaría por el caos que se genera en ella. Es comprensible que aquellos que comienzan desde el principio, con el génesis, puedan desanimarse rápidamente. No es raro que se queden atorados en los primeros libros y abandonen la lectura, sea por la complejidad de su contenido, estilo literario o imágenes.

Sin embargo, eso no significa que la Biblia sea incomprensible o impenetrable. Es como una novela compleja; lleva tiempo, paciencia y constancia entenderla completamente. No te desanimes si al principio no entiendes todo. Sigue adelante, porque a medida que avanzas, las piezas comienzan a encajar. Es esencial tener un plan de lectura. Hay muchos disponibles, pero aquí presento uno que puede ser útil para aquellos que quieren adentrarse en la Biblia sin otros recursos:

Guía de lectura de los libros del Nuevo Testamento

  • 1ª Carta de San Juan (se recomienda leer 2 veces)
  • Evangelio de San Juan
  • Evangelio de San Marcos
  • Las pequeñas cartas de San Pablo: Gálatas, Efesios, Filipenses, Colosenses, 1ª y 2ª Tesalonicenses, 1ª y 2ª Timoteo, Tito, Filemón
  • Evangelio de San Lucas
  • Hechos de los Apóstoles
  • Carta a los Romanos
  • Evangelio de San Mateo
  • 1ª y 2ª Carta a los Corintios
  • Hebreos
  • Carta de Santiago
  • 1ª y 2ª Carta de San Pedro
  • 2ª y 3ª Carta de San Juan
  • Carta de San Judas
  • Apocalipsis
  • 1ª Carta de San Juan (Se recomienda leer 3 veces)
  • Evangelio de San Juan (se recomienda leer 2 veces)

Este plan proporciona una estructura clara y progresiva para explorar el Nuevo Testamento, permitiendo que la verdad que se revela en la Biblia se despliegue gradualmente mientras avanzas en tu camino espiritual. Recuerda, la clave está en la perseverancia y la disposición a dejarte guiar por la sabiduría de Dios y que fluye a través de sus páginas y que se revela con mayor claridad en la persona de Jesucristo.

Plan de lectura del Antiguo Testamento

En cuanto al orden de lectura del Antiguo Testamento, cuyo contenido desarrolla la Historia de la Salvación y prepara para el evento Jesucristo, te sugerimos que sigas una secuencia cronológica, desde los eventos más tempranos hasta la venida de Cristo. Aquí te presento un plan de lectura sugerido:

  1. Génesis
  2. Éxodo
  3. Números
  4. Josué
  5. Jueces
  6. 1° Samuel
  7. 2º Samuel
  8. 1º Reyes
  9. 2º Reyes
  10. Amós
  11. Oseas
  12. Isaías (capítulos 1-39)
  13. Miqueas
  14. Nahúm
  15. Sofonías
  16. Habacuc
  17. Jeremías
  18. Lamentaciones
  19. Ezequiel
  20. Abdías
  21. Isaías (capítulos 40-55)
  22. 1º Crónicas
  23. 2º Crónicas
  24. Esdras
  25. Nehemías
  26. Ageo
  27. Zacarías
  28. Isaías (capítulos 56-66)
  29. Malaquías
  30. Joel
  31. Jonás
  32. Rut
  33. Tobías
  34. Judit
  35. Ester
  36. Eclesiástico
  37. Cantar de los Cantares
  38. Job
  39. Eclesiastés
  40. 1º Macabeos
  41. 2º Macabeos
  42. Baruc
  43. Daniel
  44. Sabiduría
  45. Levítico
  46. Deuteronomio

Siguiendo este plan, podrás explorar de manera sistemática y cronológica los libros del Antiguo Testamento, enriqueciendo tu comprensión de la historia y la fe, así como el mensaje que Dios tiene para ti.

Finalmente, recuerda que dado que Dios ha hablado en la Sagrada Escritura a través de seres humanos y utilizando un lenguaje humano, es crucial que aquellos que interpretan la Biblia comprendan el mensaje que Él deseaba comunicar. Por lo tanto, es necesario examinar cuidadosamente lo que los autores inspirados realmente intentaron expresar y cómo Dios se revela a través de sus palabras. ¡Ve al espíritu de la letra!

Puntos a considerar

Para descifrar la intención de los autores inspirados, es fundamental considerar los diferentes géneros literarios en los que se presentan los escritos bíblicos. La verdad se presenta y se comunica de diversas maneras en textos de géneros como el histórico, el profético, el poético, entre otros. Además, es importante investigar el contexto cultural y temporal en el que vivieron los autores, así como los estilos literarios de su época, para comprender adecuadamente su mensaje.

Dado que la Sagrada Escritura debe ser leída e interpretada con el mismo Espíritu con el que fue escrita, es esencial prestar atención al contenido y la unidad de toda la Biblia. Esto implica tener en cuenta la Tradición viva de la Iglesia y la coherencia con la fe cristiana. Los exégetas tienen la responsabilidad de trabajar conforme a estas reglas para comprender y exponer completamente el mensaje de la Biblia, contribuyendo así al discernimiento de la Iglesia. En última instancia, la interpretación de la Sagrada Escritura está bajo la autoridad de la Iglesia, que tiene el encargo divino de preservar y explicar la palabra de Dios. ¡No te detengas en su lectura!

Te recomendamos ver la siguiente explicación sobre la lectura del Evangelio de San Juan.

 

0 Comments

Únete a nuestro boletín de eventos

Únete a nuestro boletín de eventos

Recibe actualizaciones exclusivas, noticias emocionantes e información de eventos.

Se ha suscrito exitosamente

Enviar mensaje
1
¿En que podemos ayudarte?
Universidad Pontificia de México
Hola
¿En qué podemos ayudarte?