Conocimiento filosófico: conociendo su impacto en la vida diaria

Autor: UPM

Publicación: 04/25/2024

Categoría: Filosofía

Aunque no lo parezca, todos y cada uno de nosotros estamos en contacto diariamente con el conocimiento filosófico, ya sea por medio de actitudes, frases o pensamientos que alguien nos ha compartido por los que la filosofía se vuelve parte de nuestra vida diaria. Al final de este artículo te mostraremos a través de unos cuantos ejemplos cómo la filosofía es más importante de lo que parece.

Definición de conocimiento filosófico.

El conocimiento filosófico es todo aquello que podemos pensar de la realidad; es decir, todos los datos que obtenemos para comprender al hombre, Dios y la naturaleza, a través de la reflexión racional, es conocimiento filosófico. Por ejemplo: así como a las ciencias duras (biología, química, física) les es propia la verificación de su saber a través de la experimentación, la filosofía tiene su propio método para generar conocimiento, el cual, evidentemente, no puede incluir la experimentación, sino la argumentación.

Hagamos una comparación entre ciencias y cosas que sean diferentes entre sí. Por ejemplo: una roca no es igual a una manzana, los componentes materiales (químicos en su defecto) son diferentes unos de otros; lo que califica como roca a la roca es su forma de ser roca, pasa lo mismo con la manzana, le es propia su manzaneidad, tal como a la roca su roqueidad. Cada conocimiento se diferencia uno del otro: el científico del artistísco, el histórico del sociológico y, todavía más, el biológico del filosófico. Es decir, que el conocimiento hace a la ciencia lo que es.

Características del conocimiento filosófico.

El conocimiento filosófico, por su especificidad, se distribuye en otras disciplinas especializadas; por ejemplo: la filosofía del lenguaje, de la mente o de la historia. Sin embargo, todas nos hablan del conocimiento de una misma realidad. Es como si estas distinciones fueran como yo-yó, que cuando es lanzado, en su recorrido, llevá a cabo desarrolla sus propias teorías, pero que, al regresar comparte con las demás algunas características comunes y esenciales:

  • Universalidad: la filosofía siempre ha buscado tener un alcance universal, por su interés por toda la realidad, por no limitarse a una sola región ni a una explicación superficial.
  • Práctica: a diferencia de lo que se piensa, la filosofía no sólo es una ciencia teórica sino práctica. Podemos confirmarlo al ver algunas de sus disciplinas: antropología filosófica, filosofía política, o filosofía de la ciencia.
  • Interdisciplinariedad: retoma significados de distintas ciencias para nutrir su propia reflexión. Por ejemplo: la filosofía retoma el significado del evolucionismo de la biología para crear un pensamiento basado en la adaptación social, y luego pensar en el papel del hombre en el universo.
  • Apertura: La filosofía no es cerrada, es abierta al pensamiento, al contexto y situación. Justo por este constante diálogo se vuelve una ciencia abierta, pues le gusta generar debates conforme a distintas ideas, así como presentar métodos y formas de pensamiento siempre adecuadas a la realidad.

Ejemplos del conocimiento filosófico.

Preguntas como: ¿qué es el hombre? Sustancia individual de naturaleza racional (Severino Boecio) o ¿qué es Dios? Primer motor inmovil, según Aristóteles, ¿qué es la realidad? Aquello de lo cual se obtiene un fenómeno bajo nuestras categorías (immanuel Kant) son las preguntas que muchos filósofos han tratado de dar respuesta.

Todas estas respuestas, variadas y diferentes, se dirigen a un conocimiento filosófico. No importa si se concuerda con el autor o no. Todo filósofo tiene una cosa que decir, un pensamiento que manifestar y por ende, se vuelve un conocimiento filosófico. También nosotros podemos crear conocimiento filosófico, en tanto, nuestras ideas tengan un carácter universal y abierto, nadie está exento de filosofar y promover un conocimiento filosófico.

Conclusión.

El conocimiento filosófico permea nuestra vida, la forma de pensar y relacionarnos con los demás. Es decir, el conocimiento filosófico está presente en la forma en que la gente se comunica, conoce, sabe y aprende, en la manera en que discutimos y en las ideas que presentamos.

La filosofía no se queda en una simple etiqueta para la identificación de una ciencia, sino que sale al exterior, al mundo y viaja a través de nuestras palabras, sueños y actitudes; diferentes y variables son los conocimientos que posee la filosofía y lo que hemos mencionado queda en líneas generales, pero ha llegado el momento de tu propio investigación.

Compartir

0 Comments

Únete a nuestro boletín de eventos

Únete a nuestro boletín de eventos

Recibe actualizaciones exclusivas, noticias emocionantes e información de eventos.

Se ha suscrito exitosamente

Enviar mensaje
1
¿En que podemos ayudarte?
Universidad Pontificia de México
Hola
¿En qué podemos ayudarte?